Síntomas de la tensión arterial descompensada

Uno de los problemas de salud más comunes es tener la tensión descompensada. En muchas ocasiones oímos a amigos y conocidos decir “tengo la tensión alta”, un síntoma de que algo no va bien.

Esta complicación se da más en hombres que en mujeres, aunque si estas no la padecen la viven a través de sus parejas o de los familiares que están cuidando.

¿Qué es la tensión arterial?

La sangre es un fluido que tiene que llevar oxígeno a todo el organismo y como cualquier líquido para poder moverse necesita presión. Igual que el agua requiere de fuerza con el fin de salir por el grifo, la sangre debe tener presión para ir por las arterias y las venas.

Esa tensión se la da el corazón, de manera que la presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce sobre las paredes de las arterias.

Presión sistólica y presión diastólica

Cuando vamos al médico a que nos tome la tensión, o lo hacemos nosotros en casa con un tensiómetro, siempre obtenemos dos valores, uno más alto y otro más bajo.

El valor alto es la presión sistólica que se da cuando el corazón bombea la sangre (late) y la baja la diastólica que se mide en el intermedio de los latidos del corazón.

Unos valores normales están entre 90/60 y 130/90 mm de mercurio, que es la medida que se utiliza para conocer si tenemos la tensión arterial descompensada. De este modo, cualquier valor por encima o por debajo significa que nuestra tensión arterial está descompensada.

De todas maneras, no hay que obsesionarse si nos la tomamos nosotros, ya que debe ser un médico el que diagnostique el problema. Unos valores un poco por debajo de los normales o un poco por encima no suelen significar nada y siempre queda a criterio del profesional qué medidas tomar.

¿Qué síntomas tenemos si la tensión no está bien?

Los síntomas de la tensión arterial descompensada se pueden dar tanto por ser demasiado alta como por ser demasiado baja. Es importante insistir en que tan perjudicial es tenerla alta como baja, pues hay personas que creen que los valores por debajo de los recomendables indican buena salud y no es así.

Síntomas con la tensión demasiado baja

Una tensión baja, lo que se conoce como hipotensión se produce cuando los valores están por debajo de 90/60. Hay pacientes que creen que tienen la tensión descompensada con valores 10/7, pero lo cierto es que son valores normales.

Volviendo a los valores anormales, cuando son bajos hay fatiga y muchas ganas de dormir, la piel se vuelve pálida porque la sangre no llega bien a los tejidos, la persona se concentra muy mal y en los casos más graves se pueden dar desmayos.

Huelga decir que ante cualquiera de estos síntomas y con una medición de la tensión arterial que nos pueden realizar en una farmacia que confirme los valores demasiado bajos, lo mejor es ir de inmediato al médico de familia.

Síntomas con la tensión alta

Un problema más común es la hipertensión, valores por encima de lo recomendado, más si tenemos en cuenta que suele subir con los años.

Al contrario que la hipotensión, la hipertensión apenas da síntomas y se suele descubrir cuando se están haciendo pruebas médicas por cualquier otra cuestión relacionada con la salud.

De todas maneras, en el momento en que sube mucho sí que se pueden presentar dolores de cabeza, mareos, visión borrosa, palpitaciones en la cabeza e incluso sangrado de la nariz.

Como en el caso anterior, si presentamos estos síntomas, lo mejor es ir al médico cuanto antes.

¿Qué podemos hacer para cuidar a un familiar con la tensión descompensada?

Cuando la persona que tiene la tensión descompensada es joven no hay inconveniente, pero sí que puede surgir algún que otro problema cuando es una persona mayor o dependiente la que tiene valores anormales de presión arterial.

La tensión arterial descompensada, tanto si se trata de hipotensión como si se trata de hipertensión, requiere hacer un poco de ejercicio, tomar una medicación específica y seguir una dieta pautada por el médico.

Esto puede presentar muchas dificultades para personas dependientes, por lo que si no podemos atenderlas todos los días una buena idea es contactar con una empresa como attentto.

Attentto es una empresa radicada en Murcia que se dedica a proporcionar cuidadores a personas dependientes y a mayores de una manera muy innovadora, ya que podemos contratarlos a través de su página web.

Por ejemplo, si necesitamos que alguien se encargue de dar la medicación a nuestra madre un fin de semana en el que nosotros no vamos a estar, podemos contratar al cuidador desde la web, conociendo el presupuesto de antemano y sin sorpresas.

Lo mismo ocurre si algunos días no podemos estar al tanto por trabajo o por cualquier otro motivo, ya que también se pueden contratar cuidadores por horas en días laborables que serán de mucha ayuda para las familias que tienen personas dependientes a su cargo.

 

×