Ley de Dependencia, requisitos para solicitarla

La conocida de forma genérica como Ley de Dependencia fue un gran logro en el avance del Estado del Bienestar en nuestro país, ya que significó la prestación de ayuda a muchas personas y familias que la necesitaban.

Se aprobó en 2006 y a pesar de que ya hace años que está con nosotros, la mayoría de los ciudadanos desconocen los requisitos que se necesitan para solicitarla al ser algo que solo se busca cuando es necesaria la ayuda con un familiar.

¿Qué es la Ley de Dependencia?

Existen personas que necesitan ayuda para realizar actividades diarias como caminar, ir al baño, hacerse la comida, etc. De estas personas se dicen que son dependientes y la ley contempla tres grados.

Dependiendo del grado de dependencia esta persona necesitará de uno u otros cuidados y aquí es donde entra la Administración, que proporcionará estas atenciones mediante cuidadores profesionales o incluso dando una prestación a un familiar que deba estar al cuidado del dependiente.

¿Cómo es el proceso al solicitar la Ley de Dependencia?

Esta Ley de Dependencia tiene unos requisitos como cualquier otra solicitud que hacemos a la Administración. De este modo, con el fin de solicitarla hay que cumplir los siguientes:

  1. Se debe necesitar la ayuda de una o varias personas para hacer las actividades de la vida diaria.
  2. Hay que ser ciudadano español o haber residido legalmente en España los últimos cinco años.
  3. Residir en la Comunidad Autónoma en la que se va a pedir la Ley de Dependencia.

Estos son requisitos generales, ya que estas ayudas se solicitan en cada Comunidad Autónoma y por eso en una podemos encontrarnos algunas particularidades, de manera que lo mejor es informarnos directamente.

Hay que presentar una serie de documentación

En el caso de cumplir los requisitos hay que aportar una serie de documentación bastante sencilla de obtener, aunque nos costará varios desplazamientos.

Lo primero que debemos aportar es el DNI de la persona dependiente y un certificado de empadronamiento. Además, habrá que llevar la última declaración de la renta o un justificante con los ingresos percibidos.

El siguiente documento es un informe hecho por los servicios sociales del municipio, en los que se explique la situación en la que vive la persona que quiere solicitar esta ayuda.

Por último, habrá que ir al médico de familia el cual emitirá un informe con todos los problemas de salud que se relacionen con el impedimento para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

Esa documentación se presenta a los servicios sociales de los ayuntamientos, que la tramitarán y entonces solo queda esperar.

Valoración en el domicilio

Pasado un tiempo, desde los servicios sociales se desplazarán al domicilio de la persona dependiente para ver en qué situación vive (por ejemplo, ver si hay muchas escaleras dentro de la casa que le impiden desplazarse con autonomía) y qué ayudas puede necesitar en función de lo dependiente que sea, algo que comprueban haciendo una entrevista personal y hablando con los familiares.

Por experiencia personal, podemos decir que conviene estar presente en la entrevista, pues muchas personas dependientes tienen a exagerar sus capacidades, adornando un poco lo que pueden hacer sin ayuda.

Se reconoce el grado de dependencia

Al pasar unos días de la valoración recibiremos una carta de los servicios sociales en los que se reconoce el grado de dependencia y en donde se determina qué prestaciones se le reconocen al solicitante.

Con el fin de poner un ejemplo, en los grados más bajos de dependencia lo que se propone es que una persona acuda unas cuantas horas al mes a hacer la limpieza o a ayudar al dependiente a ducharse.

¿Y si no se reconoce el grado de dependencia?

Puede ocurrir que no se reconozca el grado de dependencia o que se haga en uno muy inferior al real. Se puede recurrir la resolución, pero mientras tanto podemos optar por contratar los servicios de cuidadores profesionales como los que nos ofrece attentto, una empresa de Murcia que se ha especializado en los cuidados para personas dependientes.

No solo es posible recurrir a ellos si no se ha resuelto bien nuestra petición de la Ley de Dependencia, sino que podemos hacerlo para completar los servicios que nos da el Estado, que aunque son buenos no suelen ser suficientes.

En attentto es posible contratar cuidadores de fin de semana para que nosotros podamos descansar si somos cuidadores no profesionales, y también es posible tener especialistas que nos ayuden por horas en los días laborables, para cubrir esas horas en las que nosotros nos podemos estar todo lo atentos que quisiéramos.

Todo el proceso se hace desde la web y en un momento podemos tener un presupuesto detallado dependiendo de cuándo vayamos a necesitar a un profesional que nos ayude y durante cuánto tiempo, de manera transparente para que no haya sorpresas desagradables a la hora de hacer los pagos.

×